Xiaomi Mi 5s, review con vídeo

Xiaomi Mi5s 1

Xiaomi es casi un no parar, legiones de terminales suyos ven la luz cada año, en la mayoría de casos siendo un éxito en las ventas flash, llegando, en ciertos casos, a agotar su stock en muy poco tiempo. Lo que se espera cada año, sobre todo, son sus terminales de gama alta, que cuentan con unas especificaciones para competir con los demás, pero con un precio muy inferior.

Uno de los más esperados es el Xiaomi Mi 5s, una ligera evolución del Xiaomi Mi5 que incorpora, entre otras cosas, el procesador más reciente de Qualcomm, una mayor batería, un sensor de cámara mejor, y unas cuantas cosas más que harán que más de uno se plantee su compra, especialmente ahora, con las navidades cerca. Conozcamos con más detalle a este terminal.

Xiaomi Mi 5s, análisis en vídeo

Del cristal al aluminio, ligeros cambios en el diseño

Xiaomi Mi5s 3

Uno de los pasos que ha dado Xiaomi respecto a su Mi 5 es el cambio en el material de construcción. Recordemos que dicho terminal estaba construido con una parte trasera de cristal, mientras que el Mi 5s es completamente de aluminio. Pero además del material, también nos encontramos con unos bordes ligeramente más redondeados.

En la parte delantera observamos cómo el logo de Xiaomi desaparece, dejando una sensación de ser uno más, sin una personalidad diferente (a veces un logo es todo lo que se necesita para diferenciarse del resto). También observamos cómo el “botón” home deja de ser pulsable para ser un pequeño hueco similar al que vemos en el OnePlus 3T, pero más amplio.

Por otro lado, este terminal es ligeramente más grueso y pesado que su antecesor, concretamente gana un milímetro de grosor y engorda 16 gramos, todo ello para albergar una batería ligeramente mayor que la del Xiaomi Mi 5, concretamente de 200 mAh más que el teléfono mencionado.

Ligeramente superior en casi todo a su antecesor

Xiaomi Mi5s 2

Si las especificaciones del Xiaomi Mi 5 ya eran las de un gama alta del momento, las del Mi 5s no se quedan, para nada, atrás, y es que en varios aspectos es superior a su antecesor. La primera cosa en la que evoluciona es su procesador, dando un paso del Snapdragon 820 al Snapdragon 821.

En cuanto a la RAM y almacenamiento, hay un total de tres versiones, siendo una de 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, otra de 3 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento y la última con 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Sí, has leído bien, la versión intermedia es la de menor RAM, cosas de Xiaomi.

La batería del Mi 5S sube hasta los 3.200 mAh para justificar el ligero aumento de grosor y peso, algo de lo que poca gente se quejará. En cuanto a sus cámaras, nos encontramos con que la resolución ha bajado hasta los 12 MP a cambio de incluir un sensor de Sony mejor, el IMX378 que podemos ver en los Pixel y Pixel XL. Ganamos en luminosidad, pero nos quedamos sin el estabilizador óptico.

La cámara delantera se queda con 4 MP que, aunque parezca una resolución baja, saca unas imágenes bastante buenas en cuanto a nitidez y luminosidad. Marshmallow con MIUI 8 es el software que nos encontraremos en este Mi 5s, que no a todo el mundo gustará por lo lejano que está de Android puro.

Se trata, en conclusión, de un teléfono de gama alta con unas grandes especificaciones y un precio más que decente que parte de, aproximadamente, los 300€ y por el que podrás disfrutar de cosas como el sensor de huellas ultrasónico cortesía de Qualcomm, una buena autonomía y de un diseño elegante, aunque no perfecto.

En Xataka | Xiaomi Mi 5s, análisis: un teléfono de transición ¿a la altura?


La noticia

Xiaomi Mi 5s, review con vídeo

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Santiago Luque

.